Línea Nacional 018000 527 111

Sollamascotas

BOUVIER DES FLANDRES

Originariamente utilizado para custodiar los rebaños, hoy se emplea, por lo general, como perro de guarda y, en Bélgica, uno de los países que se disputan su origen, se usa con éxito también como perro policía.

 

El origen de esta raza ha sido objeto de grandes disputas entre los cinófilos franceses y belgas que reivindicaban la exclusiva de su paternidad. Con un dictamen la Federación Cinológica Internacional lo ha definido como originario de Flandes, región que como es sabido comprende parte del territorio francés y parte del territorio belga.

 

Perro boyero, encargado de cuidar y llevar rebaños bovinos. A pesar de su aspecto tan particular, apariencia de oveja con su capa lanuda y espesa, es un perro inteligente y dulce. El pelo exterior es áspero al tacto y aproximadamente de 6 cm de largo y el pelo interior es fino y áspero. El color puede ser leonado o negro, blanco y negro y gris y atigrado.

 
La modernización y el equipamiento de las fincas han modificado su utilización original, y en nuestros días el Boyero de Flandes sirve sobre todo como perro guardián para cuidar la propiedad y la finca, y como perro de defensa y vigilancia. realiza trabajos con la policía para rescatar heridos, ha cumplido la tarea de mensajero en la guerra, de guardián convirtiéndose en un excelente perro de familia.

 

Sus aptitudes físicas y morales, sus grandes cualidades olfativas, de iniciativa y de inteligencia permiten utilizarlo como perro de rastreo, como mensajero y en la lucha contra la cacería ilegal.

 

Es un animal que le encanta estar en el exterior y a nacido para estar en constante actividad. Los cuidados del pelo son complicados, es mejor acudir a la peluquería. Los cachorros que nacen oscuros, se pondrán más oscuros con la edad, en cambio los leonados se aclararán con la edad.

Foto: